jueves, 13 de septiembre de 2007

Ciudad Bolívar espera plan de gestión para ser declarada Paisaje Cultural

Sofía Athanassopoulos

El objetivo de lograr que Ciudad Bolívar sea declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), como Paisaje Cultural de valor patrimonial mundial, sólo espera la articulación de un plan de gestión conjunta entre los entes municipales, regionales y nacionales, involucrados geográficamente en el proyecto. El presidente del Centro de la Diversidad Cultural, Benito Irady, quien también estuvo al frente, junto a María Ismenia Toledo, de la Comisión Ministerial para la Postulación de Ciudad Bolívar como Patrimonio Mundial, señaló: “Hace dos meses, el ministro de la Cultura, Francisco Sesto; el presidente del Instituto de Patrimonio Cultural, José Manuel Rodríguez, y yo, sostuvimos una reunión con el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, a fin de iniciar las acciones entre las gobernaciones de Anzoátegui y Bolívar, y los municipios Independencia y Heres”. Luego de que en el año 2003 la comisión encargada presentara el proyecto de postulación de Ciudad Bolívar como Paisaje Cultural para su inclusión en la lista tentativa de la Unesco, el proceso de la declaratoria atraviesa actualmente su segunda y última fase que, según palabras de Irady, “es la más compleja”. “El primer paso, la lista, era argumentar por qué podía aspirar a ser declarada como Paisaje Cultural de valor patrimonial mundial. Se elaboró un documento, hecho por un equipo interdisciplinario: sociólogos, antropólogos, arquitectos, urbanistas, geógrafos… y se logró”, explicó Irady. El espacio postulado ante la Unesco como Paisaje Cultural, Ciudad Bolívar en la Angostura del Río Orinoco, se define a partir de los emplazamientos urbanos y bienes de interés cultural ubicados en ambas orillas del río Orinoco. Es decir, entre el municipio Heres del estado Bolívar (en su extremo norte) y el municipio Independencia del estado Anzoátegui (en su extremo sur). Según el documento de postulación, en esta amplia zona se incluye el área del Centro Histórico, algunos sectores de desarrollo urbano moderno y el imponente binomio constituido por el río y el macizo sobre el cual está enclavada parte de la ciudad. Ante la Unesco se presentaron seis argumentos fundamentales, por los cuales Ciudad Bolívar merece el reconocimiento como Patrimonio Cultural Mundial, en la categoría de Paisaje Cultural. Valor geográfico, por estar situada en las riberas del tercer río más caudaloso del mundo y en el complejo Imataca, plataforma rocosa con una antigüedad de 3 mil 400 millones de años (formación geológica más antigua del planeta), entre otras bondades; así como valores naturales, por ser un espacio que constituye un reservorio natural que cobija un ecosistema muy particular en el mundo, asociado a la presencia de una gran variedad de fauna y flora. Asimismo, se destacan los valores culturales que hacen especial a Ciudad Bolívar: ocupaciones prehispánicas, representaciones simbólicas, manejos urbanísticos (planificación en forma de damero español), explotación comercial, entre otros atributos que le han dado su personalidad peculiar a la ciudad. También se establece la importancia histórica de Ciudad Bolívar, como por ejemplo, por ser el lugar donde se constituyó la base ideológica fundamental para la expansión del ideario del Libertador Simón Bolívar, respecto a la integración entre América del Sur, y muchísimos otros acontecimientos históricos. Se hace énfasis además, en el valor histórico-cultural del puerto, que trajo prosperidad económica a la región, y en los elementos modernos que distinguen la ciudad. “En la última fase hacia la declaratoria, se debe entregar un plan de gestión, que demuestre que el Estado venezolano está en capacidad de garantizar que si la Unesco declara ese bien como patrimonio mundial se tengan los recursos necesarios para protegerlo, preservarlo. Ésa es la etapa que actualmente debe desarrollarse”, indicó Benito Irady. Aunque esta segunda fase ya no corresponde a la comisión sino a los entes municipales, regionales y nacionales involucrados en el área de influencia de la postulación de Ciudad Bolívar como Paisaje Cultural, Irady manifiesta que siempre estarán dispuestos a colaborar para que se cumpla el objetivo final de lograr la declaratoria por parte de la Unesco, como Patrimonio Cultural Mundial. “Será posible si se logran articular las acciones. Ya se han logrado cosas importantes, como que se haya declarado en Gaceta Oficial Patrimonio Nacional a lo que nosotros hemos denominado Paisaje Cultural: el puente sobre el río Orinoco, el museo Soto (…) que declararlos Patrimonio Nacional es un aval importante para los futuros pasos ante la Unesco” destacó Irady. Sobre la importancia de la declaración, Irady enfatiza que “naturalmente es el orgullo de un país, de saber que, a través de un organismo como la Unesco, se reconozca la calidad del paisaje. Que no hay igual en el mundo. Eso da una especial trascendencia. Pero con declaratoria o sin declaratoria pensamos que el Estado venezolano tiene una responsabilidad con esa región, porque allí nació la nueva América”. “El discurso constituyente de Simón Bolívar en Angostura nos define por primera vez como lo que somos. Cuando Bolívar señalaba que somos verdaderamente un género distinto de la raza humana, por ser una mezcla del europeo procedente de España con los habitantes que venían de África y los pueblos originarios, pero a la vez no éramos nada de eso, introduce el término ‘diversidad de género’ en su discurso, definiéndonos como algo excepcional”. Para Benito Irady, Ciudad Bolívar dio origen al nuevo contexto de integración de los pueblos de un mismo continente: la Gran Colombia. 'De Angostura, salieron los hombres y mujeres junto al Libertador a liberar a todos los demás pueblos: Ecuador, Panamá, Colombia, Bolivia y parte de Perú', añadió. “Esa es otra condición de excepcionalidad, la importancia del héroe. Nos preguntamos si hay otra ciudad en el mundo desde la cual haya nacido un proyecto libertario tan gigantesco para un continente. A partir de ese hermoso proyecto, hoy día, con todos los cambios sociales, nace el socialismo del siglo XXI. Por eso, Ciudad Bolívar debe ser para todos los venezolanos un templo de la libertad”. Informó que el plan de gestión, que además debe ir soportado por el presupuesto para la recuperación de toda esta zona, está en proceso de organización mas no de elaboración. La Unesco pide un plan de gestión para evitar experiencias no favorables, como por ejemplo, que luego de hacer efectiva la declaratoria los sitios sean abandonados a su suerte. La declaratoria implica compromiso. “Deben ponerse de acuerdo los poderes públicos. Todo depende de la capacidad de gestión política. Hay que hacer un esfuerzo por coordinar acciones, si no se logra, el proceso puede ser muy largo. Hay disposición, pero debe transformarse en un proyecto y ese proyecto tiene que transformarse en asignación de recursos presupuestarios, que es lo que finalmente validará lo que la Unesco pide”, detalló. Venezuela ya cuenta con dos declaratorias de Patrimonio Cultural: Coro y el Puerto de La Vela, junto a la Ciudad Universitaria y el Parque Nacional Canaima como Patrimonio Natural. Se mantienen además en la lista tentativa (junto a Ciudad Bolívar), la ciudad de La Guaira y la Hacienda Chuao (plantación de cacao en el estado Aragua).