viernes, 22 de junio de 2018

Diosdado Cabello se reunió este 21 junio 2018 con jefes de 22 comisiones de la ANC

Programa Cayendo y Corriendo 14JUN18

Liberen a Rodney Álvarez, claman frente al Palacio de Justicia

ADN de la Noticia 10-5-18

Esta oposición está entrando en desespero y está tratando de generar violencia

Mientras más difíciles nos las pongan más grandes nos ponemos

El mensaje de la voladura del busto del “Ché” en la Avenida Bolívar de Caracas.

*JUAN MARTORANO.
A un mes del triunfo del presidente Nicolás Maduro en los comicios legislativos y presidenciales del 20 de mayo, todo indica que tiene los elementos para la realización de una buena gestión: 19 gobernaciones, 308 alcaldes, una Asamblea Nacional Constituyente, parlamentos regionales, y sobre todo, una oposición atomizada y fracturada que no da pie con bola.
No obstante, cabe recordar las máximas de Chávez, que en innumerables oportunidades nos advirtió: “No nos estamos enfrentando a los cuatro currutacos de aquí sino al imperio que maneja el complejo- tecnológico militar industrial más formidable que se haya conocido sobre la faz de la tierra”. Y sin duda esta frase aún tiene pertinencia y vigencia.
Desde el mes de febrero de 2018, el Comando Sur de Estados Unidos firmó la orden de operaciones mejor conocida como “El Golpe Maestro”, donde se detallan un conjunto de acciones a fin de generar las condiciones para el derrocamiento del gobierno que dirige Nicolás Maduro. Este plan, conocido gracias a la valiente investigación de la periodista argentina y aliada de Venezuela, Stella Calloni, y de las valientes denuncias del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Juan Evo Morales Ayma, han sido importantes elementos disuasivos de este perverso plan.
Indudablemente, estas denuncias, acompañadas de la acertada labor de los cuerpos de seguridad e inteligencia han logrado neutralizar en algunos casos, y golpear en otros, perversos planes y atentados. Ha sido encomiable la labor de estos funcionarios en la preservación de la paz en nuestro país, sin disparar ni un solo tiro y sin que se haya producido hasta ahora derramamientos de sangre.
No obstante, y debemos estar claros, que los comicios del pasado mes de mayo y a diferencia del proceso para elegir a los y a las integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente, no neutralizó el plan desestabilizador, sino que todo lo contrario, lo acelera, planteando la posibilidad real, de que si la oposición venezolana no lograse la consolidación de un frente interno o captar algunos oficiales de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a fin de derrocar al presidente Maduro, están trabajando fuertemente en la conformación de una fuerza multilateral encabezada por Estados Unidos, a fin de propiciar una invasión a Venezuela.
Por ello, lo único que les queda a los enemigos de la Patria, a fin de tratar de truncar el camino de nuestra Revolución y del Gobierno Bolivariano, es el frente internacional. Más que los intentos desesperados del gobierno estadounidense de “expulsar” a Venezuela de la OEA, está la amenaza de Colombia y del ABC del Caribe (Aruba, Bonaire y Curazao, colonias holandesas) países pertenecientes a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como ariete militar para esa acción armada en contra de nuestro país.
En ese orden de ideas, la embajada estadounidense en nuestro país no se ha quedado de brazos cruzados, al intensificar la labor de captación de jóvenes para el despliegue de actividades terroristas, bajo la tesis que esbozó el dirigente “converso” como lo es Freddy Gutiérrez, quien a finales del mes de  agosto del año 2017 señaló de que el presidente Maduro “no aguanta una tercera oleada de protestas”, esto luego de las anteriores de los años 2014 y 2017.
La violencia no solo es física o psicológica, también puede ser semiótica o simbólica. Esto a propósito de la acción de voladura del busto del Comandante Ernesto “Ché” Guevara, ubicado en la Avenida Bolívar de la ciudad de Caracas.
Dicho busto explotó producto de un artefacto explosivo casero. Y evidentemente es una acción que pudiera constituir en un mensaje y en una advertencia.
Sobre todo, en una entidad federal que es la puerta de entrada de la conspiración contra nuestro país desde el corredor fronterizo occidental y desde Colombia, como lo es el estado Táchira. Debemos estar atentos con ello.
Esta acción, acompañada de las huelgas convocadas por enfermeras del Distrito Capital y de profesores de la Universidad Central de Venezuela (UCV) pudiera ser la señal que necesitan para el desplegar del accionar violento.
Es decir, y de ahí la labor nuestra de todos los patriotas, de advertir una activación de las células durmientes de las bandas criminales paramilitarizadas, porque es lo único que le queda a una oposición carente de ideas y de plan de lucha. Lo de la estatua del “Ché” en Caracas, particularmente para mí, es una señal del accionar político que pudieran adoptar ciertos y determinados grupos vinculados con sectores de la oposición en Venezuela.
Así que alerta, atentos y prevenidos, pues se acercan duros y complejos tiempos de combate.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

*Abogado,Activista por los Derhttp://juanmartorano.blogspocom /http://juanmartorano.w). jmartoranoster@gmail.com. @juanmartorano (Cuenta en Tuiter)

Visiones del Sistema Mundo

Camarada Llamarada

Por: Carolina Escarrá G.

____________________________________________________________________
El fin de semana se llevaron a cabo dos reuniones multilaterales muy importantes desde el punto de vista de lo que es la reconfiguración del sistema político mundial, como lo son la reunión del G7 en Canadá y la reunión de la Organización de Cooperación de Shangái en China, donde queda cada vez más claro que hay dos propuestas muy diferentes para pensar el futuro del mundo.
Una de ellas, liderada por China y Rusia, que incluye a los países de Asia Central ricos en petróleo y gas, además de países como India e Irán entre otros, que con una estrategia de cooperación y no de conflicto, actúa como una plataforma de seguridad de la ruta de la seda que busca impulsar un proceso de desarrollo compartido del sistema mundial, teniendo como ejes de la reunión el terrorismo, el fanatismo religioso y el separatismo, especialmente de Afganistán, que podrían afectar el proceso de desarrollo de la infraestructura y creación de la plataforma de cooperación y de integración económica, pensada en el marco de la iniciativa de la ruta de la seda que ya lleva tres años, y donde se han invertido más de 80.000 millones de dólares en trenes y ferrocarriles que se proyectan desde China hacia Europa occidental y que atraviesan Eurasia, además de Francia, Alemania y Gran Bretaña.
La otra, tiene que ver con la reunión de los siete países occidentales más industrializados del mundo, vinculados al Foro de Davos, y que normalmente se reúnen para establecer unilateralmente líneas de acción para el resto del planeta, en términos de comercio, economía, finanzas, seguridad y medio ambiente, con la idea de mantener el status quo, pero que en esta oportunidad hicieron aflorar nuevamente las contradicciones entre esa visión globalizada y de libre mercado que promulgan, en contradicción con la visión proteccionista desarrollada por Trump que no solo ha dado al traste con las organizaciones y pactos multilaterales, sino que ha desatado una guerra comercial con todos los países del G7, que incluso llegaron a plantearse un G6 sin Trump en la ecuación, en especial después que decidió no firmar el documento final que suele resultar de ese tipo de reuniones.
De acuerdo con algunos analistas, Trump solo está tratando de fijar nuevas reglas de juego para el comercio y las inversiones mundiales, que le aseguren colocar “America first” con sus intereses primero, además de la reelección, con una visión de conflicto en el sistema mundial en el que enfrenta y compite por el poder con las denominadas potencias emergentes, sobre todo China en materia económica y Rusia en materia militar, para regresar a la época de hegemonía de EEUU.
Mientras tanto, EEUU y Trump siguen perdiendo terreno en su lucha por imponer su visión del mundo en cualquier lado del planeta, incluyendo América Latina, a pesar de sus títeres y lacayos regionales.
Carolina Escarrá G.
cescarragil@gmail.com

Resultado de imagen para carolina escarra gil

Memorias de un escuálido en decadencia: Mundial

A producir

¿A producir_
Por: Pasqualina Curcio
Sobre la economía venezolana son varios los cuentos que nos han echado:
1. Suelen decir que en Venezuela solo se produce petróleo. No es cierto: del total de la producción nacional, solo 16% es petrolera.
2. Dicen también que el principal problema de nuestra economía es que dependemos del petróleo que representa el 99% de las exportaciones, lo cual nos hace vulnerables ante las variaciones de los precios internacionales del hidrocarburo. El problema no es el petróleo, es el sector privado que históricamente solo ha exportado el 1%.
3. El que somos una economía de “puertos” es otro de los mitos. El hecho cierto es que desde 1976 y hasta 2014, la importación per cápita en toneladas disminuyó 55%, aunque si las medimos en dólares, éstas aumentaron 366%. La inflación de nuestros principales socios comerciales no fue de tal magnitud.
Descontando el efecto sobrefacturación del cual se han valido los grandes capitales, sobre todo los transnacionales para apropiarse de nuestras divisas, las importaciones equivalen al 17% del PIB. Como dato curioso les contamos que las importaciones en EEUU son 11% del PIB, las de España 20%, Rusia 22,99%.
4. Nos han dicho que todos los alimentos que comemos son importados. Nada más alejado de la realidad: del total de los alimentos disponibles, 88% son producidos en tierras venezolanas. Se produce 99% de las raíces y tubérculos, 92% de los azúcares, 97% de las hortalizas, 92% de las carnes, 99% de los huevos, 98% de las frutas y de la leche, 63% de los cereales. Importamos trigo, leguminosas y soja. En cuanto a la agroindustria, está concentrada en una decena de empresas transnacionales.
5. Es parte de las historias urbanas que desde 1999 fue desmantelada la empresa privada: cómo explicar entonces que la producción en el sector privado aumentó 35% desde 1999 (la actividad de las instituciones financieras y de seguros privados aumentó 375%; el comercio 64%; el transporte y almacenamiento 46%; las comunicaciones 332%; la agricultura, ganadería y pesca 27%; la manufactura 12% y los servicios inmobiliarios 50%).
6. El que el gobierno expropió casi todas las empresas privadas es otro de los cuentos que desde hace algunos años se escucha. Reflejan las cifras que de las 28.222 unidades económicas de la actividad industrial, solo 363 está en manos del sector público.
En esta guerra económica que estamos librando, no se trata solo de cuánto y qué se produce, sino de quién lo produce.
Decía Sun Tzu que en las guerras “un general inteligente lucha por desproveer al enemigo de sus alimentos”. En nuestro caso, no es que el enemigo nos está desproveyendo de los alimentos, las maquinarias y repuestos para la producción, sino que ha sido y sigue siendo el encargado del suministro. No sigamos financiándolo con divisas baratas y materia prima subsidiada.
No sigamos financiándoles la guerra económica.