jueves, 20 de septiembre de 2018

Con el Mazo Dando 19/09/2018

La Hojilla 18SEP18

Así recibieron a los campesinos esta tarde en la Vicepresidencia

Fiscal Saab: Develada nueva trama de corrupción en PDVSA por 18 millones de dólares

¡El que traicione a Chávez se muere políticamente!

¡Dejen el idealismo a un lado y enfrenten al mundo tal como es!

Estado de emergencia económica.


Luis Britto García.- Desde hace más de un quinquenio estamos en emergencia, territorial, social, económica, política, diplomática y cultural. El Decreto Ley N° 3.610 publicado en Gaceta Oficial de 10 de septiembre de 2018, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica, responde a una situación que amerita correctivos urgentes, totales y revolucionarios.
Van algunos comentarios sobre  norma tan necesaria como perfectible. En sus considerandos reconoce  que “la extracción, alteración y uso fraudulento del signo monetario nacional” también se efectúa “a través del sistema bancario nacional”. Tal conducta delictiva de la banca debió ser desde hace años severamente castigada.
El numeral 4 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “Autorizar erogaciones con cargo al Tesoro Nacional y otras fuentes de financiamiento que no estén previstas en el Presupuesto Anual, para optimizar la atención de la situación excepcional”. Ello  deja sin efectos  la normativa presupuestaria, y  posibilita incrementar desmedidamente el gasto. Habría que definir normas  para evitar la anarquía presupuestaria.
El numeral 8 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “Establecer sistemas de exoneración de impuestos y tasas a la importación de bienes de capital y materia prima necesarios para la producción, la industria nacional y los servicios esenciales”. Cabe tener extremo cuidado con  las exoneraciones tributarias. Gómez exoneró a las petroleras del pago de impuestos aduaneros, y posteriormente Gumersindo Torres demostró que perdimos más con esa exoneración  que todo lo que nos pagaron por llevarse el petróleo.
El numeral 10 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “La creación e implementación de subsidios y otros beneficios de carácter directo a los sectores sociales más vulnerables, que conformen un sistema de protección económica transitorio, con el cual se impida que los sectores con mayor capacidad contributiva trasladen a aquellos los efectos de medidas económicas implementadas para alcanzar una justa y equilibrada distribución de riqueza en el País”. Los sectores de mayor capacidad contributiva siempre trasladan tanto  la carga tributaria y el peso de la crisis sobre los menos favorecidos, en forma de sobreprecios. Pero lo ideal sería impedir drásticamente tales traslaciones, antes que limitarse a paliar sus efectos.
Luis Britto García
brittoluis@gmail.com

Burbuja desinformativa

Maryclen Stelling.- Los últimos acontecimientos nacionales, fronterizos e internacionales  ratifican y denuncian la existencia en el país de burbujas políticas  informativas, que operan realmente en calidad  de cárceles desinformativas. Fenómeno producto de la polarización que nos encierra en un ambiente de seguridad y certeza,  que excluye a quienes piensan diferente a “nosotros”, el enemigo a derrotar.
Filtros informativos, que, en una suerte de circularidad, devienen en filtros perceptuales impidiendo que   interpretemos correctamente lo que acontece  en nuestro entorno. Ello, en consecuencia a la tendencia creciente a consultar medios y redes afines a nuestras  posiciones político-ideológicas, filtrando y/o desechando otras perspectivas  que provienen de fuentes políticamente opuestas.  Estamos en presencia del fenómeno conocido como filtros de información, burbujas de información,  burbujas de filtro, burbujas de opiniones y convicciones.  Una suerte de cárcel informativa que somete, dirige y controla nuestra percepción de la realidad; condiciona  como nos informamos y como navegamos…Permite ignorar aquello que no queremos ver, oír o leer…Limita la capacidad para conocer, juzgar y valorar la información.  Secuestra la posibilidad de elección, impide la exposición a ideas contrarias,  las invalida o desacredita. Ambiente excluyente de autoafirmación que alimenta el eco informativo para beneficio propio.
Así, la vida en esta burbuja autoconstruida transita entre medios y sesgos afines;  consolidando un entorno aparentemente apacible que blinda contra ideas, creencias y argumentos adversos; protege  de la crítica y de quienes piensan,  opinan diferente y  plantean argumentos contrarios. Ambiente de supuesta armonía y coherencia interna que  permite mantener la compatibilidad en las actitudes, el comportamiento, las creencias y el conocimiento…Sin embargo, niega la posibilidad de contrastar, rebatir  y aprender, coartando  la posibilidad  de elaborar argumentos efectivos y  defender las ideas. Prisión informativa que, dada la propensión a consumir contenidos afines, debilita la capacidad crítica, caldo de cultivo para la difusión de noticias falsas.
De allí que se alerte sobre la grave patología que nos aqueja, caracterizada por  el síndrome del autoencierro político-informativo  y un importante número de prisioneras y prisioneros aquejados por tal enfermedad.
Maryclen Stelling
@MaryclenS

¿Cómo ayuda la gira de Maduro por China al Plan de Recuperación Económica?


Este martes 18 de septiembre el presidente Nicolás Maduro informó a la población venezolana, a través de los medios de comunicació, algunos balances sobre su reciente visita a la República Popular China, considerándola "positiva" para "el inicio de una nueva etapa" en las relaciones entre ambos países, una sinergia que además está signada por la particularidad del contexto venezolano.
Tanto las vocerías chinas como las venezolanas han resaltado el "incremento del perfil estratégico" a partir de la visita del Presidente venezolano a la nación asiática. Una visita que es en suma
sobresaliente, por su significado geopolítico y económico para Venezuela.

El contexto internacional

La cancillería china, en la previa a la visita del presidente Maduro, subrayó  la "confianza" en Venezuela y una "mejoría" de la situación política de la nación caribeña. Una "elección presidencial
sin contratiempos" y una evidente pacificación del conflicto político interno son, para China, indicadores de una estabilidad que permite relanzar relaciones, en una situación-contexto de consistente agresión a Venezuela por parte de la Casa Blanca y otros factores políticos en Europa y América Latina que se han alineado a la Administración Trump para intentar aislar política, diplomática y económicamente a Venezuela.
La visita de Maduro, entonces, da un significado a la intención de China en promover globalmente a Venezuela mediante un claro espaldarazo político y económico. Un gesto con derivaciones geopolíticas que legitiman la postura de Venezuela.
En efecto, el encuentro mediante honores de Jefe de Estado entre el Presidente venezolano y su homólogo Xi Jingping, así como la participación de Maduro en las diferentes ruedas en la comisión de alto nivel que forman parte operativa de las relaciones entre ambos países, da cuenta de la relevancia del gobierno de Venezuela, fortalecido como sujeto político garante de las relaciones multipolares en tiempos en que otros factores han intentado consolidar su aislamiento y se propaga el belicismo como recurso de la desestabilización de nuestro país.
No está demás subrayar que la agresiva política de Estados Unidos en varios frentes de manera simultánea, acelera el concierto en las relaciones de los países emergentes, especialmente de los denominados integrantes del "Eje del mal", dicho así por la pendenciera narrativa estadounidense.
A sólo horas de diferencia de la visita de Maduro a China, Donald Trump pechaba al gigante asiático con 200 mil millones de dólares al año en aranceles a tecnologías chinas que ingresan a Estados Unidos. Una medida que tuvo como respuesta la imposición de aranceles adicionales a productos estadounidenses valorados en 60 mil millones de dólares a partir del 24 de septiembre por parte del gobierno chino, en medio de la guerra comercial que ambos libran.
Venezuela es beneficiaria de esta disputa, por la consistente línea contrahegemónica de su política exterior en los últimos 20 años.

Sobre contexto venezolano y los acuerdos

El presidente Maduro fue insistente durante su periplo por Asia. La agenda de recuperación económica y reconversión de la economía venezolana ha sido un aval de legitimidad política que le ha abierto paso al relanzamiento de las relaciones bilaterales. Las recientes medidas que pusiera en marcha el gobierno venezolano son el talante de una hoja de ruta económica para Venezuela, que se proyecta no sólo al rescate de su estabilidad, también al restablecimiento de su prosperidad.
En ese sentido, el conjunto de 28 acuerdos suscritos entre Venezuela y China en esta oportunidad abarcan las principales áreas de interés en materia financiera, petrolera, tecnológica, minera y productiva inherente a los sectores alimentos y medicinas.
La política de recuperación económica venezolana constituye un marco de oportunidad económica que "cuenta con el respaldo", en palabras de Maduro, del directorio del gobierno chino y de factores específicos de ese país interesados en apoyar la estabilidad económica venezolana, como la empresa China National Petroleum Corporation (CNPC) y el Banco de Desarrollo chino, instancias que facilitarán elementos clave al refinanciamiento de Venezuela y la revitalización de la industria petrolera venezolana como factor esencial en los ingresos venezolanos.
Se destacan entre los anuncios efectuados: el lanzamiento de un nuevo satélite, el Guaicaipuro, de manufactura china; el incremento de la participación de China en la actividad minera del país; y el suministro de tecnologías para el reimpulso de la actividad agrícola de Venezuela.
Maduro enfatizó que el Plan de Recuperación Económica supone crear nuevas condiciones para el desarrollo eficaz del uso de recursos, la inversión, la regularización de la política monetaria y el desarrollo del potencial productivo del país.
Sobre la agenda de trabajo conjunto con China yace el financiamiento de 5 mil millones de dólares a Venezuela anunciado hace poco para la recuperación de la actividad petrolera en Venezuela.
En virtud de ello y acorde de la cooperación integral entre ambas naciones, el Presidente venezolano anunció la meta de aumento de la producción de crudo venezolano en 1 millón de barriles
diarios, con miras a incrementar el suministro de petróleo a China en igual número de barriles por día.

Impactos del nuevo perfil de relaciones estratégicas

El presidente Maduro anunció que próximamente los representantes de CNPC acudirán a Venezuela para dar efectividad al acuerdo de expansión de la actividad petrolera venezolana y el suministro a ese país.
Mediante el nuevo sistema cambiario venezolano, flexibilizado y en mejores condiciones para la inversión extranjera, China inyectará nuevos recursos en divisas extranjeras a la nación para dar parte a las inversiones de CNPC en el país y convertir parte de su inversión en moneda local, abriendo paso con ello al incremento en la inversión en áreas vitales de la economía venezolana.
Por otro lado, la meta estimada de aumento de la producción en beneficio a China establece un acuerdo sólido de relacionamiento comercial favorable a ambos países. China es el principal  importador de crudo del mundo y la adjudicación de 1 millón de barriles de crudo a ese país supone para Venezuela asegurar el destino comercial de sus exportaciones, claramente amenazadas por la política de bloqueo que ejecuta la Casa Blanca. Dicho en otras palabras: este aumento en la relación petrolera es una medida anti-bloqueo a Venezuela patrocinada por la segunda potencia mundial, aún en alza.
El carácter estratégico de este nuevo acuerdo comercial petrolero deja sentada la apuesta de China a la recuperación, no solo del apresto productivo petrolero de Venezuela, sino también a la estabilidad de su proveedor mediante una dinámica de relación de suministro en condiciones seguras, manteniendo un sólido salvoconducto.
Un elemento que no es en absoluto minúsculo, frente a vocerías del gobierno estadounidense que han amenazado profundizar un cerco petrolero a Venezuela y que han promovido además el congelamiento o embargo de Citgo Petroleum Corporation, un importante activo de Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA) en suelo estadounidense.
De esta manera, China en el corto plazo desplazará a Estados Unidos como principal cliente del crudo venezolano. Una novedad para Venezuela en 100 años de exportaciones petroleras.
Otro elemento significativo de este acuerdo es su significado para las finanzas venezolanas. La inversión de capital neto y el relanzamiento de la decaída producción petrolera concurren en un momento ideal. Según la firma energética Energy Consultings, el precio petrolero se ha recuperado en un 30% en lo que va de año, y según sus analistas podría seguir subiendo hasta finales de año aupados por el invierno boreal.
A la fecha, el crudo venezolano se cotiza a 69 dólares por barril. En consecuencia, la recuperación de 1 millón de barriles de crudo en exportaciones favorables a las arcas venezolanas significaría para Venezuela un importante alivio a la amortización de deuda, justo en el tercer año consecutivo de pagos más onerosos a sus acreedores, unos 8 mil 100 millones de dólares este 2018.
Por otro lado, Venezuela contaría con el incremento del ingreso neto de divisas necesarias para las importaciones del país, paleando un déficit que durante este año estaría alrededor de unos 15 mil millones de dólares. Una variable que para la población venezolana se traduce en una rotación de mayor inventario de insumos y bienes asociados a los sectores de alimentos y medicinas.

Chavistamente: Clasismo ciego y bruto

Carola Chávez

Propietarios e inquilinos de clase media aspirante: “Muchos que poco piensan, defienden a los conserjes, y esos la mayoría son unos flojos y vivos, viven gratis en el edificio y hacen lo que les da la gana"
Propietarios e inquilinos de clase media aspirante: “Muchos que poco piensan, defienden a los conserjes, y esos la mayoría son unos flojos y vivos, viven gratis en el edificio y hacen lo que les da la gana"
Con el Mazo Dando

La clase media opositora repite un mantra cursilísimo y lo hace con fervor, como para que todos añoremos país que nunca fue, pero que ellos recuerdan clarito porque entonces “éramos felices y no lo sabíamos y vivíamos todos en armonía, familias de adecos y copeyanos compartían la mesa, lo mismo que magallaneros y caraquistas y lo mejor, no había clases sociales. Hasta que Chávez y empezó a hablar de pobres y ricos y dividió al país, o sea, qué rabia, porque el resentimiento de rancho, y el rancho en la cabeza y la ranchificación del todo, o sea, Chávez nos llenó de odio…”

El clasismo de siempre, desde la llegada de Chávez se convirtió en bandera libertaria, porque solo con clase se puede derrotar a una revolución que pretende que los pobres tengan derechos como si los merecieran, porque tu derecho, negro lambucio, termina dónde empiezan los míos, y los míos empiezan mucho más que los tuyos porque yo me sí esforcé (mi papá me compró un carro, me pagó la carrera) y fui a la universidad. 

Ese clasismo purulento tiene sus picos, erupciones de odio virulento, impúdico, soberbio, sinceramente, asqueroso. En estos últimos días el volcán de odio clasista está hiperactivo. El gobierno chavista les está metiendo el dedo en la llaga y eso es un rotundo ¡No es no!

El primer round de odio fue contra los conserjes y su derecho a un salario digno. Frente a esta afrenta, propietarios e inquilinos de la clase media aspirante, armados con teléfonos más inteligente que ellos, descargaron su arrechera a disparando tuits a quemaropa: 

–“Me decía una amiga profesional q ahora la conserje está ganando lo mismo que ella, ese es el plan d los mal nacidos, troquelar a la sociedad, aplicar un igualitarismo asqueroso, tiran al cesto d la basura los estudios y méritos y buscan achatar a la sociedad”.
– “No se tu pero en mi caso la hija de la conserje de mi edificio parió y metió al marido a vivir allí, no entienden q eso es un puesto de trabajo y q uno no está para solucionarle los peos de vivienda a nadie”.
– ”Si, en el mío pasa igual o peor. El marido trabaja y los hijos adultos ya, viven allí. Ella hasta contrata una empleada para no dañarse las manos una vez a la semana y nosotros reventándonos para pagar gastos y más gastos”
– “Muchos que poco piensan, defienden a los conserjes, y esos la mayoria son unos flojos y vivos, viven gratis en el edificio y hacen lo que les da la gana, en fin que el gobierno jodio a los profesionales con este aumento, y no estoy de acuerdo que ganen igual.” (Todos los errores de ortografía y gramática corren por cuenta de los tuiteros decentes y pensantes)

Con el salario mínimo, y las nuevas escalas salariales, recibieron un golpe en eso que ellos llaman dignidad y que uno no sabe qué nombre darle sin ofenderlos. “El conserje, la cajera, los señores del aseo urbano, toda esa chusma va a ganar solo un poquito menos que yo, o sea, que me quemé las pestañas llenas de rimel… ¿De qué sirve estudiar si vas a ganar casi lo mismo que un simple obrero, de qué sirve esforzase?” (porque el obrero, tú sabes, no se esfuerza ni un poquito)

El peor agravio es la igualdad. Si mañana decretara el gobierno un salario mínimo de un millón de euros al mes, para todos; la clase media chillaría y diría que si bien ellos merecen ganar ese dineral, los pobres no han hecho méritos para ganar lo mismo que ellos así que no es no. Ese es el meollo del asunto. La igualdad los acerca a lo que son y no a lo que quieren ser.

Se sienten todos pequeños Lorenzos Mendozas, pero viven de un salario y si dejan de trabajar, se mueren de hambre. Se disfrazan con marcas chic, se endeudan más allá de la cobija que no les alcanza para arroparse, todo para auto convencerse que ellos no pertenecen, como el conserje, como la cajera, como el del aseo urbano, a la clase trabajadora. Y si uno se los recuerda, te escupen: ¡Maldita resentida social!

Y así, disfrazados, sirven a los propósitos de los Lorenzos Mendozas que los usan como papel tualé con la falsa premisa de que Lorenzo es como tú, así que nada impide que tú seas algún día como él. Y todo ese cuento del deseo de superación, motor de la esclavitud moderna.

Así, disfrazados, se prestan a cada trama que impongan los dueños para chuparnos los salarios, míos, tuyos, nuestros y vuestros… “Y es que tú sabes que nadie trabaja a pérdida, y Lorenzo mucho hace ya con quedarse en el país… Y sabes que si quieres comer, pues gánatelo… y que aparezca, al precio que sea, pero que aparezca… y que aumenten esta matrícula escolar, porque si no lo hacemos se nos llena el colegio de pelabolas… Y maldito gobierno que todo está carísimo culpeNicolás, que por cierto tuvo en descaro, el muy autobusero, de comerse una chuleticas más buenas que el carajo, en un restaurante que la clase media nunca va a poder pagar. Erupción tuitera de odio clasista, ooootra vez, porque un autobusero no puede ser presidente, y menos andar comiendo cosas riquísimas, con chispitas de sal, en un restaurant, mientras que en Venezuela, mi bello país, los pobres, que son pobres porque quieren, ve ahí a mi conserje que es un flojo y quiere todo regalado y pretende, repito, ganar un salario que le permita comer en lugar de aceptar que es pobre y que se está muriendo de hambre mientras Nicolás se come unos platos carísimos cocinados por el propio Nusret” ¡Libertad, libertad!

Y para colmo, con la barriga llena y el corazón contento, regresa Nicolás de China, y en una rueda de prensa donde está anunciando los resultados provechosos de su viaje, con chuleticas y todo, sale un ex manos blancas convertido periodista egresado de la UCAB, y en su turno al bate, prefiere preguntar al Presidente por un rumor de tuitero de un burrito andino y unos bomberos. 

El Presidente, asombrado por semejante idiotez, pregunta si en verdad ese muchacho es periodista y que dónde se graduó. “En la UCAB” –responde con la cara de sobrado sin sospechar el tamaño de papelón que acaba de hacer. Y con él, los aspirantes todos, fúricos otra vez porque Nicolás no respondió a la pregunta del burro -perdón- del periodista, y de nuevo es clasismo virulento porque ”Maduro no fue a la universidad”, you know…

Y así, escupiendo odio hablan un país mejor, con un futuro retrógrado, como el nefasto pasado que añoran, donde no había clases sociales, porque ojos que no ven corazón que no siente y no hay peor ciego que el que no quiere ver.

CAROLA CHÁVEZ