miércoles, 19 de febrero de 2020

Presidente Maduro estrena insignias de Comandante en Jefe y realiza balance de ejercicios militares

Escudo Bolivariano 2Ø2Ø - Ataque Nocturno Coordinado

ESCUDO BOLIVARIANO 2020 TURIAMO

El milimétrico entrenamiento militar que hacen Colombia y EE.UU

Chávez a la juventud: Nosotros estamos en contraataque, no se dejen manipular

Chávez invicto: ¡Juro no dar descanso a mi alma hasta lograr la construcción del socialismo!

Presidente Nicolás Maduro: Ayudemos a salvar ALVEN de Venezuela


*JUAN MARTORANO
Estimado Presidente Nicolás Maduro, y junto a usted, me dirijo al Ministro del Poder Popular para la Industria y Producción Nacional y Vicepresidente Sectorial del área económica, Tareck Zaidan El Aissami Maddah.
Hoy nos queremos permitir escribir,a nombre de miles y miles de trabajadores y trabajadoras, padres y madres de familia, que sirven y laboran para la empresa Aluminio de Venezuela (ALVEN).
Esta empresa del Estado, fundada en agosto de 1951, fue pionera de la industria del aluminio en lo concerniente a la conversión y comercialización del aluminio en sus diferentes formas para satisfacer la demanda del desarrollo de Venezuela. Con su planta de fabricación principal, situada en La Victoria (Aragua), en el extremo norte de América del Sur y ya a una distancia cercana del principal puerto y aeropuerto de Venezuela, con acceso a los horarios regulares de transporte marítimo en el Caribe, América del Norte y Europa, y también a poca distancia de carreteras de países limítrofes como Colombia y Brasil, realzan la importancia estratégica de la referida empresa.
La empresa produce (o producía más bien) láminas, tubos, piezas brutas de extrusión de aluminio, entre otros insumos importantes.
Esta empresa, perfectamente se puede insertar en el motor productivo de la exportación, militar industrial, construcción, industrial y minero. Pero desde hace algún tiempo viene presentando una serie de problemáticas que es importante atender y solventar.
Una de las primeras tiene que ver con la falta de materia prima. La referida empresa tiene desde hace rato en una situación de paro técnico, ya que no produce porque no tiene materia prima. Indudablemente que la situación de asedio económico y bloqueo financiero incide, pero como usted mismo lo ha señalado señor Presidente, no toda la culpa se la podemos echar a Donald Trump.
Esta situación ha hecho que también muchos de los trabajadores y trabajadoras no estén haciendo prácticamente nada, debido a que al no haber producción, la empresa no tiene trabajo que hacer, salvo el cumplimiento del horario de los trabajadores y trabajadoras que allí están.
Además de ello, la junta directiva de la empresa ha presentado su renuncia desde hace un mes (de acuerdo a las informaciones que manejamos, aún no se ha indicado si la misma fue aceptada o no por las autoridades correspondientes) por lo que la misma está acéfala.
Es totalmente inconcebible que en tiempos de guerra económica, de asedio comercial y bloqueo financiero al país haya presupuesto para algunas cosas, para gastos superfluos y banales en algunos casos, para una vida ostentosa en otros, pero no para levantar al país, para activar líneas de producción, que es lo que permitirá contrarrestar el despiadado ataque del enemigo histórico de nuestro país.
Apelamos señor Presidente a su conciencia de clase, a su condición de obrero y de mandar obedeciendo al pueblo, no sólo para que solicite una completa investigación sobre la situación de Aluminio de Venezuela (ALVEN C.A.) sino que de la mano con los trabajadores y trabajadoras de estas plantas, reactivar su producción e impulsar los motores productivos de la Agenda Económica Bolivariana que hemos indicado más arriba.
En ese sentido, en medio de estas líneas, nos permitimos realizar algunas propuestas muy concretas para el inicio de la reactivación de esta empresa, las cuales serían las siguientes:
1.- Nombre una nueva junta directiva para Aluminio de Venezuela (ALVEN C.A.). Sería bien importante que la misma surja de la consulta y del consenso de los trabajadores y trabajadoras de la referida empresa.
2.- La provisión de materia prima (aluminio) para reactivar la producción y no regalada, sino otorgada mediante créditos con plazos de gracia y con facilidades de pago. En la empresa trabajo es lo que hay y lo que sobra.
Estas primeras medidas, señor Presidente no son nada del otro mundo. Simplemente lo que se desea es que se haga lo correcto y poner a producir esta empresa y ponerla al servicio de los intereses del país. Además de que la misma podría constituirse en una importante fuente de provisión de divisas, que en estos momentos adquiere una importancia estratégica y capital para el país.
Confiamos en la divina providencia, que estas modestas solicitudes que formulamos a través de este escrito y de estos planteamientos sean atendidos por usted de manera oportuna y perentoria. Y esperamos con ello poder contribuir al desarrollo de nuestro país, a la reactivación de esta importante industria y a la dignificación de la clase trabajadora que allí opera.
Sin más a que referirnos, solamente nos resta señalarle
¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
* Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.comj_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

Resultado de imagen de ALVEN de Venezuela

Pedro Infante: Ante las agresiones la juventud continúa firme

Frente a las agresiones del gobierno de Estados Unidos, «la juventud venezolana continúa firme en defensa del país», en el contexto del más reciente bloqueo contra la aerolínea bandera Conviasa, aseveró el ministro de la Juventud y el Deporte, Pedro Infante.
Infante quien junto a la juventud y estudiantes del país asistió al Panteón Nacional en la cuidad de Caracas, para rendir honores a Simón Bolívar y José Félix Ribas tras cumplir hoy 206 años de la Batalla de la Victoria, expresó que en Revolución bolivariana los jóvenes han podido ingresar a las universidades, pueden hacer uso del sistema de salud gratuito, entre otras bondades, «solo en revolución».
Agregó que esta nueva medida contra el país afecta a todos los venezolanos, deportistas y familias que han decidido volver a Venezuela con el Plan Vuelta a la Patria.
“No podemos optar ente vencer o morir, necesario es Vencer” por eso nos mantenemos en batalla para que no nos roben el Futuro, la Paz ni la Independencia «, dijo.

Resultado de imagen de pedro infante ministro

Las sanciones buscan destruir economicamente a los paises

La Corte Penal Internacional a grandes rasgos definió a los Delitos de Lesa Humanidad como aquellos que agravian a toda la humanidad, generalmente las personas lo asocian al genocidio, los crímenes de guerra y a la agresión hacia los pueblos.
Es más extensa la lista de estos delitos y puede aumentar a mi criterio con nuevas situaciones que se están presentando en el panorama internacional.
La esclavitud, la tortura, los asesinatos en masa, la desaparición forzada, el exterminio y el apartheid, aparecen en este amplio elenco de delitos condenables por todo el género humano, pero que de alguna manera algunos países que cometen estos delitos, hábilmente no firman, los tratados internacionales donde ellos son caracterizados, para no sentirse obligados a rendir cuenta ante los tribunales internacionales y mantener la inmunidad de las tropas que los ejecutan.
En la enumeración, que pienso es enunciativo y no taxativo de estos delitos, hay un aparte que contempla también como delito de lesa humanidad “  ..Otros actos inhumanos de carácter similar que acusen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten contra la integridad física o la salud mental o física”
Si observamos los países tradicionalmente agresores, interventores, que ha mantenido y mantienen todavía colonias, que han expoliado las riquezas naturales de otras naciones, que las han dividido para continuar dominándolas, para beneficio propio, sin importarle el sufrimiento de los pueblos explotados, buscan nuevas modalidades intervencionistas, quizás, más sofisticadas, pro no menos crueles, para continuar con sus pretensiones expansionistas.
En el marco de estas nuevas modalidades está  la implementación de sanciones a granel contra los países, que no se someten  a sus requerimientos, que desean desarrollarse autónomamente, de acuerdo a la auto determinación de pueblos, que constituye un derecho humano. Pero frente a estas ansias liberadoras, los países que siempre han tenido el control de la armas y por supuesto el poder para imponerse, descaradamente admiten, como el caso de Estados Unidos, por boca de su propio presidente ejercicio Barat Obama, Ellos: “torcerían el brazo a los países que no están de acuerdo con sus intereses”.
En esta imposición de sanciones de carácter económico y financiero, utilizan el argumento, que ella no van dirigidas contra los pueblos, sino contra los dirigentes que ellos previamente han estigmatizados como dictadores o corruptos.  No hay mayor falsedad en este argumento, por cuanto al  impedir que los países sancionados puedan acceder al mercado internacional en la búsqueda de productos (alimentos, medicinas y otros bienes), se les bloquee sus cuentas bancarias, se impidan los créditos internacionales, se presione a otras naciones para que no comercien con los países por ellos sancionados, se está produciendo un agravio inmenso a sus pobladores, que al final serían los que recibirían todos los productos que les están siendo bloqueados.
No se ha contabilizado el número de víctimas, pero son millones de personas en varios países del mundo, los que están siendo afectados por estas injustas medidas, millones son los muertos que han ocasionado, discapacitado otros, daños sociales a gran escala y la destrucción económica de esos países, que es lo que al final buscan, para quebrar la voluntad del pueblo y su gobierno, con el objeto de dominarlos a su antojo.
Estos crímenes consecuencia de la Guerra Económica y las sanciones a granel perfectamente encajan dentro de la categoría de crímenes de Lesa Humanidad y los países victimas de estas agresiones, miembros firmantes o no del Estatuto de Roma, que consagra la Corte Penal Internacional, deben así proponerlo en los órganos y foros internacionales, para que el mundo no esté de espaldas a esta nueva modalidad delictiva, que injuria y agravia a toda la humanidad.  Así lo propongo.

El embrutecimiento como política

Mariadela Villanueva
Escrito por Mariadela Villanueva
La guerra mediática del imperio estadounidense y sus aliados contra cualquier alternativa a “su” capitalismo, sigue siendo la misma de siempre pues nadie abandona políticas satisfactorias, menos aun disponiendo de un poder mediático creciente.
Durante  el siglo XX, sin ese poder los medios occidentales lograron convertir al comunismo en el “coco”. Difundieron exitosamente una imagen totalmente desfigurada de la revolución bolchevique, ocultaron los logros de la URSS  y presentaron ante el mundo  a Stalin como  un monstruo innombrable  hasta por la misma izquierda.
Por ello no es de extrañar la réplica de esta política ahora contra el Eje del Mal y “terroristas” calificados como tales a conveniencia. Tampoco, las maromas comunicacionales diseñadas    para  enmascarar (ya no justificar) todo tipo de agresiones a mandatarios dispuestos a defender su soberanía, entre ellas las urdidas contra el proceso  bolivariano para  acabar con el “chavismo” y su liderazgo entre los pueblos que luchan contra la  dominación del capital.
Más, pese a su  poder mediático, el imperio  no ha logrado disfrazar la  dura  realidad  de la inmensa mayoría de los habitantes del planeta, a quienes no les han hecho falta ni teoría ni  estadísticas  para corroborar  el caos  económico, social, político  y ecológico en que los ha  sumergido  el sistema capitalista,  depredador por naturaleza. Por lo que  el imperio se ha visto obligado  profundizar el embrutecimiento de esa mayoría, especialmente a jóvenes y niños, incluidos los propios estadounidenses, con el fin de evitar la multiplicación  de protestas populares.
Además de reforzar  la tradicional criminalización del enemigo y la compra o captación de  adeptos, se ha dedico a despolitizar a eventualesales insurgentes reinventando la historia,  sacralizando el presente, exacerbando la identidad generacional,  fragmentando las luchas -mujeres, campesinos, jóvenes, ecologistas, sexo diversos, reformistas, etc.– y, fundamentalmente, restaurando un poder religioso promotor de  la resignación mundana en pro de la felicidad eterna.
Así, poco a poco  ha ido construyendo una nueva mitología occidental en torno a súper héroes de ficción, agentes de fuerzas del orden civiles y militares,  estrellas del espectáculo, capos del narcotráfico y profetas apocalípticos, protagonistas de dibujos animados, series televisivas, documentales,  películas y video juegos.
Lamentablemente nuestros jóvenes, revolucionarios o no, afectados por la guerra y deslumbrados por la calidad esos medios, están asimilando esa visión del mundo. Por lo que urge: aplicar las normas pertinentes,  depurar nuestros medios de la lógica comunicacional del capital e instrumentar una campaña sistemática de contra información centrada en desenmascarar  didácticamente las intenciones  enemigas e informar, hasta donde sea posible, los peligros que nos amenazan.