viernes, 27 de enero de 2017

Memorias de un escuálido en decadencia: Marcha

¡Andamos solos, como alma en pena! Otra vez nos volvieron a joder nuestros líderes. Llaman a una marcha "para reconquistar el poder de la movilización, y solo con el pueblo en la calle podemos vencer", y no fue nadie a esa vaina. Qué pena viendo aquello. Un pendejo de nosotros se acostó frente a un pelotón de la Guardia Nacional y empezamos a tomarle fotos, pero después nos dimos cuenta de que eso beneficiaba a la dictadura, porque bueno hubiese sido que la Guardia le cayera a coñazo, como hacíamos nosotros en la IV, y así teníamos la noticia de primera página en El País de España, ABC, La Razón, El Mundo, y en todos los mentimedios, como los llama en Argentina Mempo Giardinelli. La marcha daba risa, porque Ramos – Espoleta- Allup se veía que iba arrecho, y se arrechó más cuando alguien le gritó: "Qué le pasa a ese motor arrechísimo que no prende". En fin, que esa marcha fue una demostración más de que estamos metidos en un peo con nuestra gente, y que solo tenemos que pedir elecciones generales ya, para que por lo menos esos carajos que nos apoyan salgan a votar, ya que no salen a dar pena ajena a la calle..
Al otro día de la marcha, nuestros medios internacionales no sacaron un carajo. Y eso que pagamos muy bien a los escribientes que tenemos allí. Ni siquiera una fotico montada como ellos saben hacer. Y mientras tanto aquí, los mismos compañeros nuestros, empezaron a hablar paja de la marcha, dígame José Vicente –Porcentaje- León, ese carajo nos cayó encima diciendo que se perdió la motivación y otro montón de pendejadas. Pero lo peor fue la declaración en plena marcha de Embajada Capriles: "Las próximas marchas serán por sorpresa". Así dijo Embajada, y una chama jodedora que estaba allí le dijo: "Entonces serán en Miranda, para ver si la gente te ve por allá". Embajada la vio como si estuviera viendo a Chúo Torrealba. Es que no pegamos una. La fecha del 23 de enero era buena para sorprender con un marchón, pero la dictadura llevó a un guerrillero al Panteón Nacional, a Fabricio Ojeda, y aquel gentío en aquella marcha y nosotros solos, como alma en pena. Cuando Espoleta Allup se enteró de que ese guerrillero iba al Panteón, dijo: "Cuando yo sea presidente lo sacó del Panteón, como saqué a Chávez de la Asamblea".
Y mientras tanto el compañero Trump no se manifiesta. Ni una llamadita. Ni una invitación. Nada, nadita de nada. Y eso sí es verdad que nos preocupa. Ese Trump seguro sabe todo lo que el gobierno de Obama gastó en nosotros para tumbar al régimen, y a lo mejor dijo: "Ni de vaina, esta gente se llevó todos los dólares del mundo es ancho y ajeno"
El papá de Margot llegó arrecho y dijo: "Me vine de la marcha, aquello daba una pena del carajo". Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió aquel soberano coñazo tan grande, que un vecino gritó: "Invasión. Invasión. Comenzó la invasión".
  • Caminante no hay camino.- me canta Margo

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.
 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver
 
Roberto Malaver