martes, 7 de febrero de 2017

Fallas eléctricas en el Metro de Caracas: ¿Indolencia o Sabotaje?

En nuestro artículo anterior, nos permitimos advertir sobre lo que consideramos la reedición del plan “Colapso Total”, el cual tiene cuatro (4) años que se viene implementando. Y no sabemos si por casualidades o causalidades, pude comprobar con mis propios ojos una situación, que a mi criterio me parece sumamente delicada.

Ayer fui invitado a una aldea universitaria para disertar junto a un grupo de camaradas y compatriotas a impartir una cátedra sobre Ezequiel Zamora y Antonio José de Sucre: Dos balazos un mismo destino. Luego de haber atendido algunas diligencias personales, me aprestaba a dirigirme a Catia, vía Metro de Caracas.

Estaríamos hablando de que eran aproximadamente las 5:15 de la tarde cuando me iba a trasladar, muy consciente de que estaba en los umbrales de la “hora pico”.

Pero aún y consciente de eso, me doy cuenta de que el andén de Propatria estaba totalmente rebosado, casi que al borde del colapso, y es allí cuando escuché por los parlantes del referido transporte subterráneo la siguiente información: “Motivado a fallas eléctricas en la estación Chacaíto, el servicio de trenes del Metro de Caracas presenta un fuerte retraso, ofrecemos nuestras disculpas. Sugerimos a los usuarios y usuarias a utilizar transporte superficial”.

A pesar de el referido anuncio, permanecí en el andén por espacio de una media hora, pero como consideraba importante mi asistencia a esa aldea universitaria, decidí entonces atender la recomendación que ya transcribí en el párrafo anterior.

Y cuando observaba en la Avenida Urdaneta, tratando de agarrar una camioneta para poder llegar a mi destino, de por sí es bastante complejo y duro a esa hora, casi las seis de la tarde, poderte trasladar en transporte superficial, pero ahora agravado por la situación de “retraso” que venía presentando el Metro en ese momento.

Luego de esperar más de una hora, e intuyendo que algo delicado y grave pasaba, decidí retornar a mi residencia, y con pesar cancelar la actividad que tenía prevista en el día de ayer. Afortunadamente, los compañeros y camaradas decidieron moverla para la próxima semana.

Pero luego que retorne a mi residencia, y tratando de indagar lo que ocurría en el Metro a través de algunos contactos e internet, me llamó la atención la información que me llego: En la estación Bellas Artes, estaban funcionando las escaleras eléctricas, y casi misteriosamente, se paralizaron, y se presentaron tánganas, arrollaron a unas adultas mayores, y se presento una situación verdaderamente preocupante.

Pero, y para el momento en que escribo este artículo, destaco la información que dio Hernán Canorea, en el programa “La Pauta de Hoy” transmitido por Venezolana de Televisión en horario matutino, señalando sobre el robo de cables eléctricos en el Metro de Caracas.

Pues bien, cabe destacar que de acuerdo a información publicada en el portal aporrea.org, tomada a su vez de El Correo del Orinoco, se titulo con lo siguiente: “Metro de Caracas ofrece servicio desde Propatria y hasta Chacaito motivado a falla eléctrica”. La nota completa se puede leer en el siguiente link: https://www.aporrea.org/actualidad/n303377.html

Sin duda, en lo particular, causa mucha suspicacia que en estos días se presente ese tipo de fallas en el Metro de Caracas. Y es por eso que ayer escribíamos sobre el plan Colapso, que ahora es retomado de manera más recia.

Pero, y aunque sea duro, eso está bien bueno que suceda, porque a algunos que se han empeñado en llenar nuestras instituciones, ministerios y servicios estratégicos de escuálidos, no podemos esperar entonces otra cosa.

Pero no es menos cierto también, que hemos fallado mucho, porque pareciera que se ha apoderado de nosotros una especie de indolencia. De observar que si una escalera eléctrica falla, si el torniquete esta libre y pasa raimundo y todo el mundo sin cancelar su ticket (que de paso es subsidiado), si estamos empeñados en empujarnos, atropellarnos y agredirnos, pues ese servicio irá desmejorando como ha ocurrido, y peor aún, pudiera presentarse una situación bien delicada que pudiéramos lamentar. Ojalá me equivoque en esta aseveración.

Algunos tuiteros y tuiteras hablan de “la cultura metro” y de que este se ha convertido en “una taguara”. Esto no es menos cierto, pero no es responsabilidad exclusiva de que su buen funcionamiento sea del Gobierno Bolivariano. Depende de sus trabajadores y trabajadoras, operarios, pero sobre todo, de sus usuarios y usuarias.

De nosotros y nosotras depende, haciendo lo que tengamos que hacer, para que esa “cultura metro” vuelva, y se humanice nuevamente el traslado en el referido transporte, que no en balde, moviliza a cerca de 2,2 millones de personas diarias (y tal vez me estoy quedando corto) en la Gran Caracas.

Pero no es menos cierto, que por lo vital y estratégico que este servicio representa para la ciudad de Caracas, que algunos sectores terroristas pretendan “paralizar” este tipo de transporte, para con ello colapsar la ciudad capital. Ayer en las colas para agarrar camionetica, a varias personas le escuche este tipo de reflexión.

Ahora, como lo titulamos en este artículo. Las fallas en el Metro de Caracas, cabría hacerse algunas preguntas: ¿Cualés serán las verdaderas causas? ¿Indolencia? ¿Sabotaje? ¿O una combinación de ambas?

Saque usted, querido lector, querida lectora, sus propias conclusiones.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

*Abogado,Activista por los Derechos Humanos,Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@sSocialistas (http://juanmartorano.blogspot. com /http://juanmartorano.wordpress.com). jmartoranoster@gmail.com .@juanmartorano (Cuenta en Tuiter)

Autor: 

Juan Martorano

Abogado y activista twittero